fbpx

¿Cuántos lúmenes se necesitan para iluminar el salón? ¿Qué temperatura de color es la más adecuada? ¿Cómo complementar la iluminación funcional con la decorativa para crear un ambiente más acogedor? 

El comedor es el corazón de cualquier hogar. En él se reúne la familia, se recibe a las visitas y es una de las estancias donde más tiempo pasamos. Por ello, resulta clave tener una buena iluminación que combine la estética con la funcionalidad.

Para aunar estos dos factores, Novalamps ha presentado una serie de consejos. En primer lugar, la marca ha definido qué áreas fundamentales deben cubrir las lámparas para lograr una buena iluminación. Estas son: luz general, mesa del comedor y luz de detalle.

¿Cuántos lúmenes son necesarios?

Respecto al primer ámbito, el fabricante señala que uno de los aspectos más importante es el tipo de luz que emite la bombilla. Novalamps apuesta por una luz cálida, ligeramente amarillenta, cuya temperatura de color esté en torno a los 3.000 Kelvins.

La cantidad recomendada de lúmenes variará en función del tamaño del comedor. De manera aproximada, para una estancia de seis metros cuadrados se requieren 2.580 lúmenes; para uno de nueve metros cuadrados, 3.880 lúmenes; si el salón tiene 12 metros cuadrados, alrededor de 5.170 lúmenes; y, si el tamaño alcanza los 20 metros cuadrados, se necesitan 8.620 lúmenes.

Iluminación de la mesa del comedor

Durante la comida, señalan fuentes de Novalamps, la luz puede ser ligeramente más brillante y para la sobremesa se puede bajar la intensidad para crear un ambiente más íntimo y acogedor. Para ello, desde la multinacional abogan por soluciones inteligentes, como su sistema Smart, que permite regular la iluminación desde el dispositivo móvil.

Si la mesa es de cristal o tiene mucho brillo, podría provocar un efecto reflectante, por lo que una lámpara colgante podría ser un problema. En este caso, desde la multinacional se recomienda emplear luz indirecta, como la que ofrecen los focos led integrados en el techo de Novalamps.